lunes, 29 de diciembre de 2014

El SMI para 2015 será de 648,6 € al mes

El Consejo de Ministros de España aprobó en su reunión del viernes 26/12/14 fijar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para el año 2015, en la cantidad de 21,62 € diarios o 648,60 € mensuales; lo que supone una mínima subida del 0,5% con respecto a las cantidades establecidas para 2014.


El Gobierno considera que este incremento responde a la mejora de las condiciones generales de la economía, a la vez que continúa favoreciendo, de forma equilibrada, su competitividad, acompasando así la evolución de los salarios con el proceso de recuperación del empleo. Igualmente ha comunicado que la decisión ha sido consultada con las organizaciones sindicales y empresariales más representativas, y que considera de forma conjunta todos los factores contemplados en el artículo 27.1 del Estatuto de los Trabajadores.


Este acuerdo ha entrado en vigor con la publicación en el BOE del Real Decreto 1106/2014, de 26 de diciembre, por el que se fija el salario mínimo interprofesional para 2015.

En el salario mínimo se computa únicamente la retribución en dinero, sin que el salario en especie pueda, en ningún caso, dar lugar a la minoración de la cuantía íntegra en dinero de aquel. Este salario se entiende referido a la jornada legal de trabajo en cada actividad, sin incluir en el caso del salario diario la parte proporcional de los domingos y festivos. Si se realizase jornada inferior se percibirá a prorrata. Para la aplicación en cómputo anual del salario mínimo se tendrán en cuenta las reglas sobre compensación.

La tarifa plana de 100 € a la contratación indefinida se prorroga hasta el 31 de marzo de 2015

El Consejo de Ministros del Gobierno de España, aprobó el 26/12/14 un Real Decreto Ley por el que se prorroga la vigencia de la tarifa plana de 100 € para la contratación indefinida de nuevos trabajadores hasta el 31 de marzo de 2015.

Esta reducción tenía como objetivo incentivar la contratación estable dentro del Real Decreto Ley de medidas urgentes para el fomento del empleo y la contratación indefinida, y empezó a aplicarse el 25 de febrero. Desde su puesta en marcha, la medida ha incentivado la contratación de 177.731 trabajadores, lo que supone que uno de cada cuatro contratos indefinidos suscritos en este periodo se ha acogido a esta modalidad. Por este motivo el Gobierno ha considerado necesario ampliar su vigencia durante tres meses.

La medida permite que las empresas o autónomos que quieran contratar un nuevo trabajador de forma estable sólo coticen a la Seguridad Social por contingencias comunes 100 € al mes, durante los primeros 24 meses.

La reducción supone un ahorro medio para el empleador de alrededor del 75% de la cotización por contingencias comunes, que se reducirá a 100 € al mes (1.200 € anuales). Esta medida, aplicada a un sueldo bruto anual de 20.000 €, implica que el empleador se ahorrará 3.520 € anuales de cotización a la Seguridad Social por cada empleo nuevo creado.

Las empresas de menos de 10 trabajadores, pueden beneficiarse, una vez transcurridos los primeros 24 meses, de 12 meses adicionales de una reducción del 50% de la cuota por dichas contingencias.

Las empresas o autónomos que se acogen a esta tarifa plana están obligados a mantener, como mínimo, el nivel de empleo creado con la nueva contratación durante el período de aplicación de la reducción.

Asimismo, tampoco pueden haber realizado despidos disciplinarios o por causas objetivas, declarados improcedentes, o despidos colectivos en los seis meses anteriores a la fecha de celebración del contrato. Las empresas que no mantengan el nivel de empleo total ni el nivel de empleo indefinido en los tres años siguientes al contrato deberán reintegrar total o parcialmente las cantidades que se han ahorrado.

Si incumplen el primer año, deberán ingresar la totalidad de la reducción, si incumplen el segundo año, deberán ingresar el 50% y si incumplen el tercer año deberán ingresar el 33%.

Además, se exige que la empresa esté al día de sus obligaciones con la Seguridad Social y tributarias, y que no haya sido sancionada por incumplimientos de la legislación social en los últimos dos años. En particular, no podrán beneficiarse las empresas que hayan sido sancionadas por no dar de alta a trabajadores en la Seguridad Social.

La reducción de cotizaciones por contingencias comunes que supone la tarifa plana de 100 € no es compatible con otras bonificaciones a la Seguridad Social.